Cronología de una tragedia

La primera ola del Covid – 19 fue devastadora es España. Se alcanzaron cifras muy superiores a las imaginables, murieron decenas de miles y otros cientos de miles se infectaban por semana. El colapso hospitalario fue fugaz, no había medios para atender tal volumen de infectados, las funerarias no daban a basto, el palacio de hielo de Madrid se utilizó como morgue y un gran hospital de campaña fue desplegado en cuestión de días. Se instauraron seis estados de alarma seguidos, la unidad militar de emergencia se desplegó por toda España, se perdieron más de 1 millón de puestos de trabajo, las residencias de ancianos fueron arrasadas, la economía se desplomó a niveles similares a los de la guerra civil, los test recibidos de china no cumplieron los requisitos de sanidad, se aplicaron medidas utilitaristas en los hospitales, propias de situaciones de catástrofe, superamos en casos a la gran mayoría de países Europeos y un largo etcétera que cuanto más indagamos en él más oscuro se vuelve. Ahora bien, dejando discrepancias políticas a un lado, nos damos cuenta de que el gobierno de España llega tarde ante esta segunda ola que ya dobla en cuanto a casos confirmados a la primera y que suma en torno a 200 fallecidos CADA DÍA.

Si no queremos volver a una situación como la de marzo, donde nuestro sistema sanitario se vea ya no contra la espada y la pared sino esta vez destruido debo hacer un llamamiento a la prudencia. Ponte la mascarilla, que no te están pidiendo llevar un EPI por 8 horas seguidas, será incómodo, pero más incomodo es estar durante semanas luchando por tu vida en una UCI sin nadie a tu lado mientras que ves como toda una nación es derruida por culpa de la irresponsabilidad. Cumple los protocolos, de ti depende el futuro de una nación, y no te están pidiendo una labor tan difícil: lávate las manos muy regularmente con alcohol, no te toques ojos, nariz o boca, mantén la distancia de seguridad, ventila el aula, desinfecta tu pupitre al llegar a otro aula, no compartas material y todo esto que ya sabéis.

Hasta que no tengamos un confinamiento, el cual se debe instaurar cuanto antes para frenar esto YA, sigue los protocolos y no lo eches todo a perder, que para ti, chico o chica de 13, 14, 15 o 16 años no será más que un resfriado, pero puede que para tus abuelos, tus familiares, tus amigos o la familia de tus amigos se una verdadera sentencia de muerte. Por favor SÉ RESPONSABLE.

Autor: David Mesa, 4º ERSO-F

Un comentario en «Cronología de una tragedia»

  • el octubre 29, 2020 a las 9:31 am
    Enlace permanente

    Enhorabuena a David por escribir así de bien, documentarlo con ese vídeo y demostrar más sentido común que quienes nos gobiernan. Un abrazo a toda la comunidad educativa del Mediterráneo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *