¿QUÉ PIENSAN NUESTROS ALUMNOS SOBRE LA LOMCE?

Ante la última huelga estudiantil convocada el pasado miércoles 26 de octubre, propusimos a nuestros alumnos de 2º de Bachillerato escribir una reflexión acerca de la LOMCE, la nueva ley educativa, en la materia de Educación para la Ciudadanía.

Éstas son las elegidas, aunque el nivel en general ha sido bastante bueno. 

LA  LOMCE


    Un buen estudiante de segundo de bachillerato debería asistir a clase cada día, estar atento a cada palabra del profesor, tomar apuntes de todo lo que no esté en los libros, hacer los deberes, repasar el temario dado al llegar a casa e incluso comenzar a estudiar para que no se acumule el contenido cuando lleguen los exámenes finales. Pero hay veces que uno se pregunta : ¿para qué? ¿Para qué voy a estudiar estos temas si es muy posible que no entren en la selectividad, ahora llamada reválida? ¿Para qué voy a atender a este profesor si ni siquiera él mismo sabe si esta clase tiene algún sentido? O incluso, ¿para qué voy a esforzarme por sacar buena nota si por hacer una mala prueba todo mi esfuerzo se puede ir a la basura?

    Estos son la clase de pensamientos que se le ocurren a una alumna como yo. Al igual que muchos otros dependo de las decisiones de unas personas, que cada vez lo parecen menos, que lo único que saben hacer es tirarse trapos sucios unas a otras. A finales de octubre, sigue sin saberse con certeza en qué va a consistir la prueba final de bachillerato que supondrá la diferencia entre poder optar por la carrera que queremos o a la que nos llega la nota, e incluso, según la intención inicial, que podría dejarnos sin un título imprescindible con el que salir al mundo. Sin este título, no podríamos continuar nuestros estudios, que es lo que parece que quieren. Reducción de becas, imposición de cribas al final de cada etapa escolar que si no son superadas no permiten pasar a la siguiente, hacer más dificultosa la prueba de acceso a la universidad… todo suena a trabas para que se nos quiten las ganas de estudiar, para que sólo puedan hacerlo los ricos, para que no seamos capaces de obtener una buena formación.

    Nuestros gobernantes alegan que el objetivo de esta reforma educativa, es aumentar el nivel en la educación española. ¿Cómo señores politicos, incitando a los estudiantes a abandonar? ¿Eliminando a los que están faltos de recursos? Porque al final, esto es lo que van a conseguir:

    Al final, los únicos que se vean capacitados como para superar todos estos obstáculos lo intentarán. De esta forma sería muy fácil fardar por las notas de los estudiantes de España, da igual si son pocos, lo importante es que sean buenos. Aunque claro, esta clase de alumnos pueden tener la capacidad psicológica, pero no la económica. Y sin una buena situación económica se hace imposible afrontar los gastos de, no sólo un grado universitario, costoso de por sí, sino de dos años obligatorios de máster.

    Al final, el que vaya a la universidad será el que pueda permitírselo, y en muchos casos, los que puedan permitirse pagar una privada, donde la nota de corte sea más fácil de alcanzar.
    Así mejorarán la educación española: construyendo una educación para ricos.

Rebeca Sánchez Bolívar. 2º Bach. C

Foto de Eldiario.es

            La actual ley llamada LOMCE, tiene varios aspectos polémicos en la actualidad. Dicha ley consiste en la regulación de los elementos que determinan los procesos de enseñanza y aprendizaje para cada una de las enseñanzas, seguido de algunos cambios. El cambio que a la mayoría de estudiantes nos preocupa es el tema de las reválidas, ya que es la creación de un nuevo sistema de evaluación. Dicho sistema se realizará a nivel estatal a final de Primaria, ESO y Bachillerato, además de una prueba en 3º de Primaria para detectar problemas de aprendizaje en los alumnos. Los exámenes de la ESO y Bachillerato serán necesarios para obtener el título y, en concreto, el segundo, sustituirá a la actual Selectividad.

           

            Por otro lado, aparte de tener aprobada la reválida de bachillerato hay que realizar otra prueba para ser admitido en la universidad que quieras estudiar, de no ser aprobada no tendrás la oportunidad de estudiar en dicha universidad y tendrás que buscar otra opción.

            Hace años nuestras familias (padres, abuelos…) se vieron obligados a vivir con una ley parecida a la que nos quieren establecer ahora en la actualidad, y ellos siguieron adelante y fueron capaces de eliminarla, por esa razón nosotros no podemos dejar que vuelva lo que hace muchos años, fue un error.

            En mi opinión este tema de las reválidas no busca una mejora educativa, ya que eso es sólo posible invirtiendo en otra serie de cosas como, por ejemplo, los materiales, la educación pública… Muchas familias no tienen la suerte de poder tener a sus hijos en clases particulares o academias aparte de su correspondiente instituto o colegio, para que puedan ser preparados para dichos exámenes. Con esta causa las familias que no se puedan permitir esto tendrán menos ventajas sobre las demás familias, y tendrían menos ayuda. Tampoco podrían viajar al extranjero para mejorar su idioma o incluso ayudarles para sacarse algún título.

            Por esta razón deberían de pensar más en ayudarnos a tener unos estudios básicos para nuestro desarrollo como personas que quieren que seamos. También nos llaman la generación perdida, y a causa de esto lo único que consiguen es que tengamos menos posibilidades y más dificultades para poder llevar a cabo el oficio que toda persona quiere ejercer cuando sea adulto.


 Victoria Fernández Merino 2º Bachillerato – C
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *