25 DE NOVIEMBRE, DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

MANIFIESTO    

     El 25 de Noviembre fue declarado Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer en el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe, celebrado en Bogotá en julio de 1981. En este encuentro se denunciaron todos los tipos de violencia que se dan contra las mujeres en el mundo. El año 1999 la ONU dio carácter oficial a esta fecha.
     Desde entonces se viene conmemorando este día para llamar la atención y generar concienciación de que la violencia contra las mujeres es una de las formas de violencia más extendidas en el mundo y de especial crueldad ya que se ceba sobre quienes más se ocupa de cuidar de la vida de las personas.
     La violencia contra las mujeres, la violencia sexista y machista, no sólo no tiene tregua sino que, además, se va  adaptando a los nuevos tiempos en los que, por desgracia, está encontrando más respaldo.
       Una violencia contra las mujeres que no cesa e incluso se incrementa en parejas jóvenes, la Fiscalía de Menores alerta que aumentan las causas judiciales por razón de violencia de género entre adolescentes entre 15 y 17 años.

     Ante esta situación, cada vez más hombres y mujeres, chicos y chicas manifiestan su compromiso y su voluntad de prevenir la violencia contra las mujeres en todas su manifestaciones.

      Es por lo que este día toda la comunidad educativa aquí reunida se propone:
  1. Defender y hacer respetar los derechos humanos.
  2. Apoyar a las mujeres en sus luchas contra toda clase de violencia y solidarizarse con las mujeres que la padecen.
  3. Aprender a resolver pacíficamente los conflictos y reconocer los errores, ya que la violencia nunca debe resolver los problemas que surgen en las relaciones.
  4. Tomar como modelo las conductas respetuosas y solidarias.
  5. No imponer los deseos y la propia voluntad por la fuerza. Las tensiones se descargan sobre quien es más débil.
  6. Utilizar modelos educativos dialogantes y cooperativos.
  7. Recuperar y reforzar las acciones en el ámbito educativo contra la violencia de género, y de forma prioritaria en la infancia y la adolescencia. Así mismo sensibilizar contra los estereotipos, sexistas que aparecen en los medios de comunicación y las redes sociales. 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *