Día de la Paz” Construyendo puentes”.

Este año nos han llegado a la redacción de la revista muchos artículos sobre el Día de la Paz. De todo ese material hemos seleccionado varios artículos que os presentamos a continuación. De nuevo, gracias por vuestra participación a lo largo de toda la semana de Paz.
 
Podéis ver además lo bien que ha quedado la actividad “inter centro” sobre la Paz que hemos montado este año, “Tendiendo Puentes”, ha quedado francamente bien.
 
¿Cómo contribuyo con la Paz??
 
Siempre intento tener amigos y no enemigos, intento que todo el mundo a mi alrededor esté a gusto conmigo. Respeto las decisiones de las personas y ayudo a la gente que lo necesita. Intento sacarle una sonrisa a todo el mundo. Soy amiga de los amigos de mis amigos. Siempre le saco algo bueno a todos los días.
 
Sé que a todo el mundo le gustaría tener un mundo mejor, más solidario, con más respeto y lleno de Paz. Pero no somos capaces de conseguirlo. Para ello, todo el mundo debería aportar un granito de arena. Mucha gente piensa que la paz es una simple palabra, cuando en realidad es algo muy importante, como dice Isaac Newton “Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes”.
 
A todas esas personas racistas, homófobas, xenófobas, machistas, transfóbicos… puede que no nos dejen vivir en Paz por su discriminación hacia algunas personas y por su manera de pensar, por eso yo digo fuerte y claro, yo contribuyo con la Paz y todos/as deberíamos colaborar con ella.
Marta Rodríguez, 1ºA
¿Cómo contribuyo con la Paz??
 
Es una pregunta difícil para unos, fácil para otros. Yo, en este caso, contribuyo con la Paz empatizando con los demás, sacando una sonrisa por muy enfadada que esté, siendo solidaria, colaborando en lo que puedo, y por último pero no menos importante, siendo feliz para que los demás lo sean.
Elisabeth Silva, 1ºA
 
¿Cómo contribuyo con la Paz??
 
La verdad es que uno solo no va a poder hacer mucho por la Paz, pero por algo habrá que empezar. Yo, por ejemplo, te voy a dar algunas ideas que intento llevar a la práctica: no insultar qa nadie, tratar bien a las personas, respetar, no pelear ni hacer daño, y por último pero no menos importante, fijarse en el interior en vez de en el físico. En cuanto a esto ñultimo em gustaría contar una cosa. Gracias al Aula Específica de mi instituto me he dado cuenta de que, aunque algunas personas piensen que la discapacidad mental es un defecto, yo más bien pienso que es una virtud, porque me he dado cuenta de que no hay que ser “normal” entre comillas para ser feliz, de hecho creo que ellos/ellas son más agradecidos/as y felices que los demás.
Lucía Álvaro martínez, 1ºA
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *